He visto «Café Society»

 Apenas se hubo estrenado, como buena fan del cine de Woody Allen que soy, no pude faltar a mi cita con la gran pantalla para verla.

cafe-society-poster-2

Nos encontramos con una voz en off que, de vez en cuando, da pequeños toques a la narración de la historia. Nos presenta a los personajes y la situación: un joven neoyorquino se separa de su familia judía, residentes del Bronx, para ir a la costa oeste en busca de suerte en su soñada carrera cinematográfica, donde se encontrará con su tío Phil, un productor de Hollywood, y la que será la protagonista femenina de este film, la secretaria de Phil, Vonnie. Este joven resulta ser Bobby Dorfman, y el hecho de que exista esa voz en off hace que la narración te dirija directamente a él, al resto de personajes, y a sus problemas. Porque realmente eso es lo que hace Woody Allen en sus guiones: hablar de personas.

Bajo una trama simple basada en un triángulo amoroso entre Bobby, Vonnie y Phil, se desarrolla la evolución de la película y de los personajes, sin dejar de lado tampoco a los secundarios. Mi favorito fue Ben, el hermano mafioso de Bobby, interpretado por Corey Stoll (quien ya fue Hemingway en Medianoche en París) porque, bueno, es Corey Stoll y hacía de mafiosillo.

corey-stoll-cafe

Los dos personajes principales, sin embargo, me dejaron un poco fría. Interpretados por Jesse Eisenberg y Kristen Stewart, a quienes ya vimos juntos en otras pelis como Adventureland o American Ultra. Como pareja cinematográfica, creo que funcionan bastante bien. Se les ve cómodos en la compañía del otro, se nota la complicidad en la pantalla.

15cafesociety-facebookjumbo-v4

Sin embargo, si me paro a analizarles por separado, creo que pierden fuerza. Él adopta la actitud de Woody Allen, esa introversión y nerviosismo, incluso algunos tics y la manera de hablar, que no está mal, de hecho creo que forma parte de la construcción del papel y que es uno de los mejores Woody Allens hasta el momento, pero no es más que eso: un personaje recreado una y otra vez. Ella, lo siento mucho, pero me sigue pareciendo igual de sosa que hace años. Para mi gusto, se pudieron desarrollar mucho más, la película en general pudo haber sido mucho más potente, pero tratándose de una de Allen, esto hubiera devenido de la fuerza de los personajes. Sí, Bobby es un chaval neoyorquino en busca de suerte, que juega con la ironía y la desesperanza, que está atormentado por el amor imposible, y Vonnie es una chica misteriosa y con algunos conflictos internos, indecisa y apasionada. Pero yo no dejo de ver al mismo Woody Allen, bajo otro nombre y otra cara, y a la misma chica, quizá otra Diane Keaton. En este sentido, da un poco la sensación de que el director siempre hace lo mismo, o parecido, repite la misma historia una y otra vez, salvando algunas diferencias. Tampoco es algo necesariamente malo, apuesta por lo seguro, lo que ya nos gusta y lo que se le da bien hacer, y lo reutiliza.

cafe-society-1

Como también reutiliza muchos elementos que aparecen en la mayoría de sus films, como bien pueden ser la ciudad de Nueva York, la de Los Ángeles y el Hollywood que se representa, el amor (normalmente imposible), la religión judía, o la aparición del cine como un elemento importante. Esto es algo que a mí siempre me gusta mucho, incluir el cine en una película como un agente que se implica también en la trama. Aunque en esta en concreto no tiene tanta relevancia como en otras, es la causa de todo lo que ocurre: las ganas de Bobby por formar parte del mundo del cine le llevan hasta Los Ángeles, a conocer a Vonnie. El propio cine es lo que mueve, en un principio, la acción de la película. El cine es la motivación inicial de Bobby y la causa, directa o indirecta, de muchos de los temas emocionales que se tratan en el film: el conformismo, las equivocaciones, la insatisfacción, la indecisión…

cafe-society-woody-allen-kristen-stewart-493643894-1

En una ambientación llevada a cabo con mucha gracia, tanto en los escenarios neoyorkinos como en los de la costa oeste, con cada plano iluminado (por Vittorio Storano) increíblemente bien, se desarrolla una historia de sentimientos encontrados con un final agridulce, te deja justo con el mismo sabor de boca que tendrías si fueras Bobby o Vonnie. Porque sí, es una película más de un director con una larguísima trayectoria, pero que se mantiene en su línea y sabe hacerte entrar en la pantalla. Al final y después de todo, es una película más de Woody Allen.

¿Habéis visto ya Café Society? ¿Qué os ha parecido? ¿Os gusta el cine de Woody Allen? 

flat800x800075f-u1

3 comentarios en “He visto «Café Society»

  1. A mí me gustó mucho, pero es cierto que después de una carrera tan extensa y con tanta maravilla, queda poco lugar para la sorpresa.

    En cualquier caso, Café Society es especialmente bonita, muy cuidada y termina como la vida misma, alejándose de “un final de cine”.

    Y sí, soy muy fan del neoyorquino, ya que me gustan los artistas que despiertan en mí esas sensaciones contradictorias: una nostalgia feliz, unas lágrimas que se deslizan por la sonrisa. O reconocerme como un cobarde con ocasionales atrevimientos o como un valiente que no se atreve a nada.

    Un placer leerte, te visitaré a menudo.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí también me gustó, estoy de acuerdo contigo en muchas cosas. Y como buenos fans de Allen, raro será un trabajo suyo que no nos guste, a pesar de sus más y sus menos. Como digo, que se repita o que utilice mismos temas y recursos, no tiene un mal resultado en la pantalla. De hecho, se vale de ellos porque funcionan a la perfección. Y efectivamente, esta película está especialmente cuidada visualmente, la fotografía es muy bonita, y sin duda, si algo realmente bueno tiene Woody Allen, es esa capacidad de manejar las sensaciones a través de los personajes y los entresijos que se encuentran detrás y delante de una cámara de cine, provocando estas reacciones que tanto nos gusta experimentar.
      El placer es mío, me alegro de tenerte por aquí y así haber descubierto también tu blog (aunque reconozco que tengo pendiente leerte más, me resulta muy interesante). Un saludo 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Qué bonito haber leído esta entrada escuchando una de mis canciones favoritas de la Banda Sonora de esta película. A mí Woody Allen me encanta, de hecho estoy haciendo una entrada sobre todas las películas que he visto de él y la publicaré dentro de poco. Es un director que me hace sentirme en casa, que se mete de lleno en mi salón o cine, y me acaricia los hombros y el pelo mientras veo la película. No sé cómo consigue hacerlo, pero nunca me decepciona. Siempre me mantiene con una sonrisa tonta en la cara, con bohemia, nostalgia, algún toque risueño y mucha realidad. Me hace replantearme todo con poco, y me hace querer que cambien las cosas a mi alrededor o hace florecer sentimientos dentro que creía enterrados. No lo sé, es algo que simplemente pasa y eso es algo que pocos directores consiguen conmigo, pero W. Allen lo hace siempre. He visto cinco películas de él como mucho, pero todas ellas me han conseguido hacer sonreír, llorar, vivir, vibrar, de todo lo que puedes esperar de una película que te cuenta cosas complejas a partir de vidas simples, de vidas que cambian, evolucionan y te enamoran.

    Café Society, especialmente, me gustó mucho. Si es cierto que no me gusta Kristen Stewart, y sigue sin gustarme porque como has comentado, me parece sosa. Y en esta película no iba a ser una excepción, eso sí, él sí que me enamoró. Hizo que quisiera besarle las manos y los nudillos con esa actitud tan tartamudeante, tan dubitativa. Me hizo sonreír, me hizo querer abrazarle, y supongo que era uno de los objetivos. También me gustó toda la familia que lo envuelve, toda la historia de cada uno de ellos. No se deja ningún detalle, y son esos detalles los que me hacen querer el cine de Woody Allen por encima de muchos otros: tiene detalles que son suyos, que llevan su apellido, y eso es muy, muy difícil de hacer (a mi modo de ver.) Cierto es que yo no tengo mucha idea de cine, simplemente lo veo, me gusta, me encanta ver películas y películas, considero que es una forma bonita de hacerte ver cosas, hacerte cambiar y vivir experiencias.
    En resumen: me quedé sentada con una sonrisa ancha en los labios cuando acabó la película, y, junto a un amigo con el que tenemos este mismo gusto por el cine de Woody Allen, nos dimos la mano y estuvimos viendo los créditos pasar sin movernos ni un ápice. Los demás amigos que vinieron con nosotros nos dijeron que nos diésemos prisa, y entonces la magia de su cine se rompió, pero siempre ha conseguido dejarme un ratito más sentada, y eso es una magia del cine que busco y que pocas veces encuentro (la mayoría de veces han sido con él).

    Me ha encantado la entrada (perdona la extensión del comentario, es que me puede el cine de este director). Estaré más atenta a las nuevas entradas, aunque no tenga cuenta de wordpress, a ver si me deja comentarte (no sé muy bien cómo va) quiero seguir de cerca lo que nos traes de cine, dibujos y todo tu arte.

    ¡abrazos fuertes!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s