He leído «El mundo deslumbrante» de Siri Hustvedt

Siri Hustvedt es una de mis autoras referentes por excelencia, hace años leí por primera vez un libro suyo (El verano sin hombres), no hace tanto que terminé lo que para mí se ha convertido en una especie de santuario literario al que acudir a rezar, Vivir, pensar, mirar, un libro de ensayos del que no me canso de hablar (aunque aún no lo he hecho por escrito en este blog, algún día lo haré) y en el que trata desde una escritura más personal temas acerca del arte, de la psicología y el psicoanálisis, de la filosofía, la literatura, la escritura… Cada vez que leo a Hustvedt me enamoro un poco más de su escritura y aprendo enormemente, y esta novela desde luego no iba a ser menos.

     El mundo deslumbrante cuenta la historia de Harriet Burden, una artista que, ensombrecida bajo el renombre de su marido y limitada por el mero hecho de ser mujer, decide poner en práctica un experimento acerca del género y la recepción artística: usará a tres hombres para que presenten sus obras por ella, y comprobar así que los hombres obtienen mayor atención y son tomados con más seriedad en los parámetros artísticos (y, por desgracia, también en todos los demás). Así encontramos el tema principal que se trata en esta obra: cómo afecta a una artista el hecho de ser mujer.

450_1000

No es inusual en la literatura de Hustvedt que enmarque la historia en el mundo artístico, pero desde luego lo hace de manera extremadamente inteligente, logrando hablar en una misma obra de feminismo, de género, de la figura del artista, de ficción, de creación artística. Establece, además, relatos de obras de arte creadas por varios personajes dentro de la novela, y que bien podrían ser proyectos factibles en “la vida real”, ya que están muy bien estudiados y desarrollados, solo que su manera de llevarse a cabo ha sido “simplemente” escribiéndolos. Creo que esto lleva también a plantearnos: ¿hasta qué punto se es escritora, teórica, filósofa, artista, novelista…? Estas identidades creativas también forman parte del juego de máscaras que nos propone la excelente                         escritora, teórica, filósofa, artista, novelista, etcétera, Siri Hustvedt.

Es una obra esencialmente feminista, que explora una realidad palpable mediante una ficción tremendamente realista, ya que la autora juega también con esto. No es una novela en absoluto convencional, sino que está narrada en forma de diarios, confesiones y testimonios de la propia Harriet Burden y todos los personajes que se concentrarían alrededor de ella, sus seres queridos y conocidos. Es increíble lo bien desarrollados que están todos, lo potentes que son en sí mismos y lo que fortalecen la historia.

La forma interna del libro, por lo tanto, es muy original, ya que no tiene un narrador o narradora único, ni un tiempo lineal en el transcurso de los sucesos (aunque esto no despista en absoluto, sino que al menos a mi gusto hace la lectura más amena y ágil). Toda la novela, tanto en su forma como en su tema, gira alrededor de la identidad, la ficción y no ficción, la realidad y la falsa realidad, la autoría… Quizá podríamos catalogarlo en una especie de ficción – no ficcional, una ficción que parece de verdad, pero sigue sin serlo. Todo en el libro está tan bien documentado y argumentado que perfectamente puede confundir nuestra perfección. Para hacernos una idea, es un libro cuya protagonista, Harriet Burden, ha fallecido (no es spoiler, tranquis), y cuya ficticia autora, I. V. Hess, se encarga de construir, reuniendo todas las piezas de la historia a través de los testimonios de distintos personajes. De esta ficticia autora llegamos a conocer poco más que su apellido, pero sin embargo a lo largo de toda la novela podemos leer, mediante las palabras de Harriet, pensamientos o sentimientos que bien podrían pertenecer a la propia Siri. Las identidades, una vez más, de manera constante, cíclica, circular, y sin descanso, se mezclan, se funden, se difuminan; deslumbran.

¿Quién escribe este libro? ¿O más bien, quién es la responsable de su creación? ¿Es I. V. Hess? ¿Es Harriet Burden? ¿Es Siri Hustvedt? Quizá pareciera una necedad preguntarse esto, pero aseguro que no tanto después de leerlo, después de preguntarnos durante la lectura de estas páginas por el valor de la autoría, de la realidad, de la interpretación, y de la identidad.

hustvedt1

¿Habéis leído esta novela? ¿Conocéis a Siri Hustvedt o habéis leído algo suyo? A mí, como podréis comprobar, me flipa, y no será la última vez que hable de ella 🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: