diario: tres pensamientos sobre sentirme mujer

I.

A veces quisiera olvidar que soy mujer

convertirme en el ser andrógino que debería haber sido siempre

no ser femenina

solo tener coño

y vivir una vida normal

pero cómo podría hacer eso

si nos violan nos gritan nos envenenan nos secuestran nos penetran nos escupen nos pegan nos enloquecen nos callan nos prenden fuego nos entierran

–no solo por tener coño

sino por ser mujeres–

si no nos morimos

no aparecen nuestros cuerpos fallecidos,

–con suerte– los encuentran asesinados

porque nos matan.

II.

He meado y al limpiarme he visto en el papel las tímidas manchitas rojas del primer día

el dolor en el vientre en las tetas hinchadas en los riñones en la cabeza en todo el cuerpo y en los huesos los mareos las náuseas la flojera la inestabilidad la falta de apetito todo el estómago revuelto la piel revolucionada el llanto la fatiga

es un alivio

es un respiro

confirmar una vez más que no estoy trayendo otra niña a este mundo enfermo

porque hoy pienso que lo mejor que puedo hacer por mis hijas es no tenerlas

III.

me está doliendo todo todo todo

todo lo que me ha pasado alguna vez y todo lo que siempre nos han hecho

todo lo que contáis y todo lo que callamos todo todo todo todo lo que hiere

pero nos siento en un abrazo inmenso y eterno

que está en todas partes y a todas horas

nos siento cerca y juntas

y esto será el agua que lave la herida

ahora que estamos despiertas, gritando, vivas

incluso las que mataron

todas todas todas estamos vivas en nuestras voces

Escribí estas tres cosas a raíz de lo que ha pasado la última semana. De la sentencia en la que los hombres han catalogado como abuso sexual algo que claramente y con pruebas fue una violación en grupo, a raíz del mensaje que han querido enviarnos con ello: violarnos sale barato en este país. Pero nosotras respondemos, hemos salido a la calle y estamos gritando y luchando por una justicia que nos ampare y no nos desprecie como lo ha hecho hasta ahora. En momentos como este, donde la rabia, el asco y el miedo me nublan la vista y la escritura, siempre busco algo de consuelo, y siempre sois vosotras. Nosotras, que siempre estamos aquí, que siempre nos creemos. Gracias a todas, por todo.

Quiero aclarar que estos son pensamientos muy personales e impulsivos que me rondan sobre cómo me siento siendo mujer, sobre cómo me siento ante la maternidad y cómo siento la sororidad. Me apetecía compartirlos con vosotras. Os mando amor y fuerza.

 

coñozón
(aunque en el dibujo aparezca un coño en el corazón, no todas las mujeres tenemos coño y yo os quiero y os apoyo a todas)

 

2 comentarios sobre “diario: tres pensamientos sobre sentirme mujer

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: