update de vida en general

Siempre digo que voy a volver, y que me voy a quedar, y luego siempre vuelvo a irme. Pero una vez más he vuelto a regresar.

Siento que necesito escribir una especie de recapitulación sobre mi vida en los últimos meses, sobre los motivos de mis ausencias y sobre las razones de mi vuelta. No por dar explicaciones de nada, aunque tampoco están de más (en parte siempre me sentiré con una especie de deuda hacia quien me lee), sino meramente por poner algunos asuntos sobre la mesa y verlos claramente, porque me apetece charlar un poco y contaros algunas cositas de mi vida y de lo que pretendo que sea. Quizá también lo que busco es desahogarme y tener una excusa para volver a este rincón que creé hace ya un par de años y con el que no he sido todo lo constante que me hubiera gustado.

El caso es que estos últimos meses han sido bastante caóticos. Han estado llenos de cambios, viajes y emociones que me aún me tienen el corazón en un puño.

Terminé la carrera. Y con ella un proyecto llamado ;storm que involucra escultura, escritura y realidad virtual y del que tengo pendiente hablaros largo y tendido (y pienso hacerlo muy prontito, aunque por instagram ya estoy enseñando cositas). Se fue mi etapa de estudiante de Bellas Artes y aún me está costando asimilarlo. Ha sido bonito y duro, pero finalmente  me ha quedado muy buen sabor de boca al haber aprovechado este último año para realizar el que considero que es el proyecto más completo e interesante que he hecho hasta la fecha. También creo que podría molar contaros mi experiencia estudiando Bellas Artes, pero no sé si a vosotras os lo parece, ¿qué decís?

Poco después de mi último día en la universidad, me llegó algo improvisada una propuesta: ¿te vienes a Asturias? Y yo dije que sí, así que nos fuimos. Y fue precioso. Pasamos unos días en un piso con un jardín enorme en pleno centro de Oviedo, muchos gatos y personas maravillosas, visitamos Avilés, vimos el mar en Salinas y le hice muchísimas fotos. También hicimos acroyoga (sí, acroyoga) a muchos metros de altura y gritamos para oír el eco de las montañas.

PicsArt_07-12-02.51.59

Volví a Madrid, me gradué, dormí muchas noches con el colchón en el suelo y la mejor compañía que podría tener ahora, hizo muchísimo calor y me pasé muchas horas empaquetando todas mis pertenencias, tirando cosas que no quería mantener, rompiendo algunas, atesorando otras. Viví unos días más en la habitación que más me ha visto crecer y llorar y reír, ahora semi vacía, a punto de abandonarla.

Presenté Me falta la sangre en el Aleatorio, el primer bar donde me emborraché en Madrid hace ya muchos años, y fue bonito y acogedor. Me siento super agradecida de haber hecho algo así, de haber conocido aquella noche a algunas personas muy lindas que, por alguna razón, vinieron a verme. Fue una suerte cerrar esta etapa en Madrid así.

Y luego me fui. Tres días más tarde, terminé de hacer las maletas y me fui a Atocha por última vez en un tiempo, cargadísima y acojonada, a coger el último tren -por lo pronto-, Madrid-Cáceres. Pasé otros tantos días desempaquetando y mudándome a la ciudad donde no vivía desde hacía cinco años.

Me volvieron a decir: nos vamos a Barcelona. Así que nos fuimos, en otro viaje rápido e improvisado de diez horas de coche y carretera para allá, un día para recorrernos Barcelona y quedarme flipada con la Sagrada Familia, y tras diez horas de regreso.

PicsArt_07-07-11.20.40

Y ahora estoy aquí. He traído a mi antigua habitación todas las experiencias de mis últimos cinco años, los libros nuevos que he ido acumulado, los diarios que he escrito en este tiempo, las esculturas que he hecho, los cuadros que he pintado y los lienzos que aún siguen en blanco, un montón de dudas y miedos, pero también muchas ganas de hacer con la vida lo que quiero.

Estoy en un momento en el que necesito con extrema urgencia un ordenador nuevo para poder seguir desarrollando mi trabajo artístico (en los tiempos que corren quizá no nos damos cuenta de la herramienta primordial que es, pero ahora que me falta es cuando soy consciente de lo limitada que me encuentro), buscando trabajo para poder costearme eso y a ser posible renovar mi equipo fotográfico, y más materiales para seguir creando. Mientras tanto, intento continuar haciendo mis proyectos y mis obras con los recursos que tengo. La escritura, por ejemplo, es algo que ni aunque quisiera podría abandonar, y doy gracias por ello.

Me gusta pensar que estoy en un momento de tránsito entre una etapa y otra de mi vida. Y en este estado me gustaría volver a traer contenido a este blog, no sé muy bien exactamente de qué manera ni sobre qué temas, pero he decidido dejarme más llevar en ese sentido y, como hoy, traer lo que el cuerpo me pida. También estoy a punto de abrir la tienda online donde pondré a la venta láminas de mis fotografías, dibujos, collages… Y llevo muchísimo tiempo rumiando la idea de abrirme un canal en YouTube donde hablar de arte, de literatura, de cine, subir más cortos y videopoemas y todo lo que se me ocurra. Aun no sé cuándo lo haré, pero pronto. Me encantaría que me comentarais qué os parecen todas estas ideas y si queréis que trate algo en especial en el blog o en el canal estaré encantada de leeros.

No sé si puedo prometer volver siempre, pero aunque me vaya mil veces lo intentaré. Por ahora me quedo. Mil gracias por estar ahí leyendo.

PicsArt_07-12-02.34.22

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: